Politics

últimas noticias del conflicto con Rusia hoy 2 de abril


En el día 39 de la invasión rusa a Ucrania, el país invadido ha asegurado que las fuerzas rusas se “retiran rápidamente” del norte del país.

En tanto, el papa Francisco, quien se encuentra de visita en Malta, pidió “respuestas amplias y compartidas” a la “creciente emergencia migratoria”, los países no pueden permanecen indiferentes.

Por otra parte, el fotógrafo y documentalista ucraniano Maks Levin fue encontrado muerto cerca de la capital ucraniana, Kiev, tras estar desaparecido desde hace más de dos semanas,

 

Sigue aquí las últimas noticias del conflicto entre Rusia y Ucrania del 1 de abril.

Ucrania afirmó este sábado que las fuerzas rusas se “retiran rápidamente” del norte del país, mientras que en el sur del país la Cruz Roja se prepara para intentar evacuar a civiles de Mariúpol, ciudad sitiada por Moscú, tras una nueva noche de bombardeos en varias regiones.

Luego de cinco semanas de la campaña militar lanzada el 24 de febrero por Vladimir Putin, que dejó partes de Ucrania en ruinas, Rusia anunció en los últimos días que reduciría los ataques sobre Kiev y la ciudad de Chernígov (norte).

Este sábado, el asesor presidencial ucraniano, Mijailo Podoliak, confirmó que se observa una “rápida retirada” rusa de esas zonas.

“Con la rápida retirada de los rusos de Kiev y Chernígov (…) está bastante claro que Rusia escogió otra táctica prioritaria: retirarse hacia el este y el sur, mantener el control de vastos territorios ocupados y ganar un poderoso punto de apoyo allí”, escribió Podoliak en Telegram, retomando la advertencia lanzada por el presidente Volodomir Zelenski sobre una reorganización de las fuerzas rusas.

El gobernador de la región de Chernígov, Viacheslav Chaus, señaló de su lado que la ciudad del mismo nombre, devastada por combates en las últimas semanas, no sufrió nuevos ataques en la noche del viernes al sábado.

“Los rusos se retiran de la región de Chernígov”, afirmó.

El horror de la guerra no ha cesado por tanto en la capital y sus alrededores. Un fotógrafo ucraniano fue hallado muerto cerca de Kiev, anunció este sábado un asesor presidencial.

Además de recuperar el control alrededor de Kiev, las tropas ucranianas avanzaban en la región sureña de Jersón, la única ciudad de importancia que Rusia ha logrado ocupar.

“Ciertamente no podemos evitar usar armas pesadas si queremos liberar el este y Jersón (región del sur) y empujar a los rusos lo más lejos posible”, indicó Podoliak.

 

 “Mi ciudad ya no existe” 

Distinta es la situación en el estratégico puerto de Mariúpol, en el Mar de Azov, en el sur del país, que se encuentra sitiado y en donde las condiciones humanitarias son catastróficas.

Mariúpol ha soportado semanas de feroz bombardeo ruso, con al menos 5.000 habitantes muertos según las autoridades locales, y las 160.000 personas que se calcula permanecen allí sufren de escasez de alimento, agua y electricidad.

“Hemos logrado rescatar a 6.266 personas, incluyendo a 3.071 de Mariúpol”, declaró el presidente ucraniano Volodimir Zelenski en un mensaje por video la mañana del sábado.

A su vez, la viceprimera ministra Iryna Vereshchuk indicó el viernes que 42 autobuses con pobladores de Mariúpol partieron de Berdiansk, 70 km al suroeste, mientras otros 12 salieron de Melitopol con habitantes locales.

Decenas de buses con pobladores que huyeron de la devastación en Mariúpol llegaron el viernes a Zaporiyia, unos 200 km al noroeste, según un periodista de AFP en el sitio.

“Lloramos cuando llegamos a esta zona. Lloramos cuando vimos a los soldados en el puesto de control con emblemas ucranianos en los brazos”, contó Olena, quien cargaba a su pequeña hija en brazos.

“Mi casa fue destruida, la vi en fotos. Nuestra ciudad ya no existe”, agregó.

La Cruz Roja internacional anunció que realizaría el sábado otro esfuerzo de evacuación en Mariúpol, tras uno fallido el viernes cuando “las condiciones hicieron imposible proceder”.

El secretario general adjunto de la ONU para Asuntos Humaniarios, el británico Martin Griffiths, estará en Moscú el domingo para obtener un “alto el fuego humanitario” en Ucrania, anunció el viernes el jefe de Naciones Unidas.

Según la ONU, más de 4 millones de refugiados han huido de Ucrania desde la invasión rusa.

Este sábado, de visita en Malta, el papa Francisco pidió “respuestas amplias y compartidas” a la “creciente emergencia migratoria”.

“La expansión de la emergencia migratoria —pensemos en los refugiados de la martirizada Ucrania— exige respuestas amplias y compartidas. No pueden cargar con todo el problema sólo algunos países, mientras otros permanecen indiferentes”, manifestó el papa durante un discurso en el palacio presidencial de La Valeta.

 

Nueva ayuda estadunidense 

Las conversaciones de paz entre autoridades ucranianas y rusas continuaron el viernes por video, aunque el Kremlin avisó que un ataque ucraniano por helicóptero denunciado por Moscú contra un depósito de combustible en la localidad rusa de Belgorod afectaría las negociaciones.

“Esto no puede ser visto como algo que crea condiciones apropiadas para continuar las negociaciones”, indicó a periodistas Dmitry Peskov, portavoz del Kremlin.

El ataque aéreo golpeó un depósito de combustible del gigante energético Rosneft a 40 km de la frontera ucraniana.

Pero Kiev se negó a atribuirse el ataque.

Consultado por la red estadunidense Fox News sobre el ataque, Zelenski dijo: “Lo siento, no discuto ninguna de mis órdenes como comandante en jefe”.

Según el ministerio británico de Defensa, el ataque en Belgorod y los informes de explosiones en depósitos de municiones cerca de esa ciudad agravarían los problemas rusos de abastecimiento.

En este contexto que parece más favorable que algunas semanas atrás, Volodimir Zelenski insistió en su llamado a que Occidente aumente el apoyo militar a Ucrania.

“Dennos misiles, dennos aviones”, imploró Zelenski en Fox. “¿No nos pueden dar F-18 o F-19 o lo que tengan? Dennos viejos aviones soviéticos. Eso es todo… Denme algo para defender a mi país”.

El Pentágono posteriormente dijo que destinaría 300 millones de dólares en “ayuda de seguridad” para fortalecer la defensa ucraniana, adicional a los 1.600 millones de dólares que Washington ofreció desde el inicio de la invasión rusa.

El paquete incluye sistemas de cohetes guiados por láser, drones, municiones, aparatos de visión nocturna, sistemas tácticos de comunicaciones, equipo médico y repuestos.

 

 Economías que se derrumban 

Zelenski urgió a las familias rusas no enviar a sus hijos a la guerra, luego de que Moscú iniciase el viernes su reclutamiento militar anual, aunque con la promesa de que los conscriptos no serían enviados a combatir a Ucrania.

“No dejen que sus hijos mueran. No los dejen unirse al ejército, no es su guerra. No necesitamos más muertes”, indicó en el mensaje por video.

Rusia enfrenta sanciones occidentales sin precedentes que han llevado a empresas multinacionales a abandonar el país. Las autoridades estadunidenses indicaron que la economía rusa caería en una “profunda” recesión con una contracción de 10%.

China, socio cercano de Rusia, negó por su parte eludir “deliberadamente” las sanciones occidentales contra Moscú, al día siguiente de que la UE advirtiese que cualquier apoyó de Pekín a Moscú perjudicaría sus relaciones económicas con Europa.

La economía ucraniana también sufre los efectos devastadores de la guerra: su PIB se desplomó 16% en el primer trimestre del año con respecto al último de 2021, según estimaciones del ministerio de Economía.

*bb

 





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

close