Politics

Tierra, viento, fuego y agua


De primera instancia el título de la colaboración podría sonar a una referencia con el famoso grupo de música disco, soul y funk, entre otros géneros, de los años 70´s, desafortunadamente no es así, en esta ocasión la aportación va en el sentido del grave problema al cual se enfrenta nuestro medio ambiente a nivel estado y en otras entidades, con las severas afectaciones e implicaciones en el entorno.

En los últimos años y a pesar de la negación de Donald Trump y de otros gobernantes, de la existencia del Cambio Climático, éste es una diaria realidad muy visible, consecuencia de malas decisiones de autoridades o de su falta de interés por aplicar políticas públicas apegadas a energías verdes, los resultados los padecemos cada vez más.

La falta de agua en Nuevo León y en algunas regiones de Tamaulipas es un problema que cada día aumenta más, generando el malestar social y en algunos casos ocasionando bloqueos y manifestaciones de inconformidad entre la población. Resultado de ausencia obras y de proyectos a futuro y en algunos casos de manejos nada claro de los recursos para infraestructura, lo inquietante es ver la ofensa hacia una población que padece la falta del vital líquido para sus actividades más básicas en los hogares.

Lo mismo ocurrió con el interés de las autoridades para atender el tema de los incendios forestales semanas atrás, donde los brigadistas con recursos propios y ayuda ciudadana, combatieron las llamas que consumieron las hectáreas de la reserva de la Biosfera de El Cielo y en donde al parecer la historia se repite con siniestros más recientes.

A pesar de la resistencia por conveniencia e interés del Gobierno Federal en cuanto al uso de energías verdes, la sociedad no debe permitir seguir pagando un alto costo al poner en riesgo aún más el medio ambiente y las implicaciones desfavorables que ya estamos padeciendo diariamente.

También es necesario reconocer el esfuerzo y aportación de otros sectores de la población, alejados de intereses políticos, por abonar con acciones y un trabajo proyectado a futuro, pero con beneficios a corto plazo, con el propósito principal de lograr un mejor entorno natural y de convivencia social, existe la esperanza aún porque las cosas cambien favorablemente.





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

close