Politics

Remigio Tovar: violencia política e impunidad


La noche del viernes 4 de junio de 2021, dos días antes de “las elecciones más grandes de la historia”, Remigio “René” Tovar fue “levantado” afuera de su casa en el municipio de Cazones de Herrera, Veracruz. Después, su cuerpo fue abandonado en una carretera con varios impactos de bala. Moribundo, fue trasladado a un hospital en Poza Rica, pero no hubo forma de salvarle la vida.

Dos días después, Tovar resultó electo presidente municipal de Cazones de Herrera bajo las siglas del partido Movimiento Ciudadano, con más de 5 mil sufragios, equivalentes al 49 por ciento de la votación emitida.

Un día antes de las elecciones, por órdenes de la dirigencia de MC, Tovar fue sustituido como candidato por su coordinador de campaña, Omar Ramírez Fuentes, ante el Organismo Público Local Electoral de Veracruz, pero obviamente el nombre del difunto apareció en las boletas, impresas con meses de antelación.

La postulación de Omar Ramírez se decidió luego de una reunión encabezada por José Manuel del Río Virgen, un operador muy cercano al líder del partido Movimiento Ciudadano, Dante Delgado, responsable de la Comisión de Candidaturas y personaje de larga trayectoria en la política veracruzana.
En esa reunión participó también Miguel Ángel Uribe, suplente de Tovar en la planilla registrada ante el OPLE veracruzano.

En un documento redactado por Del Río Virgen, fechado el 5 de junio y firmado por cuatro testigos, Ramírez y Uribe aceptaron el acuerdo de que la Comisión de Candidaturas de MC valoraría los perfiles de ambos personajes y decidiría la mejor opción.

Después, dicha comisión decidió que el candidato debía ser Omar Ramírez, jefe de campaña de “René” Tovar, y no quien aparecía como su suplente en la planilla.

Omar Ramírez recibió la constancia de mayoría el 9 de junio, pero dos semanas después fue detenido como presunto autor intelectual del asesinato, junto con un personaje al que solo se identificó como Gustavo “N”.

La detención fue anunciada por el presidente Andrés Manuel López Obrador en una conferencia mañanera.

Uno de los posibles involucrados, de acuerdo con las investigaciones, era su jefe de campaña, para él quedarse como candidato y ganar. No queremos esos horrores”, dijo el presidente, horas antes de que la Fiscalía de Veracruz confirmara las detenciones de los presuntos autores intelectuales del crimen.

Seis meses después, la Fiscalía de Veracruz detuvo a José Manuel del Río Virgen, quien además de formar parte de la dirigencia de MC es un colaborador cercano y operador político del senador y coordinador parlamentario de Morena, Ricardo Monreal, quien lo colocó como secretario técnico de la Junta de Coordinación Política en el Senado de la República.

En tres tuits publicados la mañana del 22 de diciembre de 2021, desde Veracruz se anunció: “La Fiscalía General del Estado informa que elementos de la policía ministerial cumplimentaron orden de aprehensión en contra de José Manuel ‘N’ por su presunta participación en la comisión del delito de homicidio doloso calificado en agravio de la víctima R.T. T. Hechos suscitados el pasado 4 de junio del presente año. Respetando sus derechos humanos y el debido proceso será presentado en audiencia inicial ante el juez de proceso y procedimiento oral para que defina su situación jurídica, dentro del proceso penal 414/2021”.

Al funcionario se le señaló como presunto autor intelectual del asesinato de Tovar, con el testimonio de personajes de MC inconformes con la decisión de la candidatura en Cazones, con los dichos del propio candidato detenido, Omar Ramírez, y con el documento firmado en la reunión del sábado 5 de junio.

De inmediato, Monreal, Dante Delgado y otros miembros de la cúpula de MC rechazaron las imputaciones, proclamaron la inocencia de su colaborador, y acusaron al gobernador de Veracruz, el morenista Cuitláhuac García, de hacer uso político de la justicia.

El 28 de diciembre, un juez de control con sede en la prisión de Pacho Viejo, en Veracruz, vinculó a proceso a Del Río Virgen, y le dictó prisión preventiva oficiosa durante un año.

Mientras tanto, Miguel Ángel Uribe, candidato suplente que no había sido favorecido por la cúpula de MC, tomó posesión como presidente municipal de Cazones de Herrera el 31 de diciembre de 2021.

En enero de 2022, Del Río Virgen inició su defensa presentando una demanda de amparo en contra de la vinculación a proceso y la prisión preventiva. Y, el 9 de marzo, el juez Jesús Arturo Cuéllar Díaz otorgó dicho amparo, argumentando que la Fiscalía de Veracruz no había presentado suficientes datos de prueba para incriminarlo en el homicidio de Remigio Tovar.

La Fiscalía de Veracruz combatió dicha resolución, pero tres meses después el amparo fue confirmado por el Primer Tribunal Colegiado Penal de Boca del Río y el juez de control Francisco Reyes Contreras resolvió la no vinculación a proceso del imputado.

Del Río Virgen salió de la prisión de Pacho Viejo la noche del viernes 17 de junio, asegurando que su detención fue en realidad “un secuestro” ordenado por el gobernador con fines políticos.

Cuitláhuac García lamentó la decisión del Primer Tribunal Colegiado, aún antes de la liberación del funcionario y arremetió contra Monreal: “Es lamentable que unos jueces federales insistan en torcer la ley a conveniencia del presunto homicida solo porque tiene un amigo pudiente. La parte buena es que ese “buen amigo” ya quedó desenmascarado que sirve a la corrupción”.

Después de la libración, la fiscal de Veracruz, Verónica Hernández Giadáns, aclaró que esto no exonera a Del Río Virgen y destacó que uno de los tres magistrados que participaron en la audiencia difirió de la resolución, pues no se atendió a los familiares de la víctima en las audiencias.
La fiscal anunció que continuarán las investigaciones, y le aseguró a los familiares de Remigio Tovar que su homicidio será esclarecido.

El propio gobernador envió un mensaje en el que asegura que “las víctimas fueron ignoradas en la decisión de proteger al presunto homicida”.
Aun así, Dante Delgado, MC y Ricardo Monreal celebraron la liberación, e insistieron en que Cuitláhuac García quiso manipular el caso para ejecutar una venganza política.

Monreal escribió un mensaje en su cuenta de Twitter diciendo: “Pobre Veracruz, tan lejos de la justicia y tan cerca del autoritarismo”.

Lo cierto es que el asesinato de Remigio Tovar sigue impune y, más allá de escándalos políticos, la gran pregunta sigue siendo ¿quién y por qué lo mataron justo dos días antes de las elecciones?

* * *
Tovar fue el último de los aspirantes a un cargo público asesinados durante el proceso electoral de 2021.

Antes de él, 29 candidatos, precandidatos o aspirantes fueron ejecutadas entre septiembre de 2020 y junio de 2021, el periodo formal del proceso electoral “más grande de la historia”, en el que se eligieron más de 3 mil 500 cargos públicos con más de 27 mil candidaturas en campaña.

Abel Murrieta en Cajeme, Sonora; Alma Rosa Barragán, en Moroleón, Guanajuato; Alfredo Sevilla, en Casimiro Castillo, Jalisco; Ignacio Sánchez Cordero, en Puerto Morelos, Quintana Roo; “Fredy” Gaspar, en Misantla, Veracruz; Carla Enríquez Merlín, en Cosoleacaque, Veracruz, son sólo algunos de los casos más visibles de candidatos y precandidatos asesinados.

La agencia Strategia Electoral, en su informe “Asesinatos por violencia electoral, 2020-2021”, eleva a 88 los homicidios de personas relacionadas de forma directa con el proceso electoral. Mientras que la consultora Ettelekt asegura que fueron asesinados 102 políticos; 36 de los cuales eran candidatos, precandidatos o aspirantes.

Más allá de las cifras, los casos de violencia política registrados en 2021 tienen varias características en común:

1. Ocurrieron en municipios con evidente presencia del crimen organizado, 2. las balas detuvieron a un aspirante, pero no el proceso electoral, pues en todos los casos la jornada comicial y el cómputo de los votos se llevaron a cabo con “normalidad”, 3. las investigaciones no han permitido definir ni el móvil ni los autores intelectuales de los asesinatos, 4. no hay detenidos con sentencias firmes por estos hechos.

En resumen, la impunidad es el sello de la violencia política en México.





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

close