Politics

Pandillas salvadoreñas mataron a 87 porque Bukele rompió pacto



San Salvador.- Las pandillas salvadoreñas mataron a 87 personas en el país a finales de marzo en respuesta a que el Gobierno del Presidente Nayib Bukele rompió los acuerdos que habían alcanzado, reveló el diario digital El Faro.

La Mara Salvatrucha 13 dijo a El Faro que mató a esas personas, la mayoría sin relación con el crimen, como represalia a lo que consideró una “traición” a las negociaciones que sostenía con el Gobierno desde hace más de dos años.

Según la revelación de El Faro, los grupos criminales ordenaron la masacre, ocurrida entre el 25 y 27 de marzo, después de que las autoridades arrestaran a un grupo de líderes pandilleros que viajaban en un auto del Gobierno, suministrado presuntamente por uno de los negociadores del Ejecutivo, Osiris Luna, Viceministro de Seguridad Pública y director de Centros Penales.

Además, el diario salvadoreño obtuvo una serie de audios en los que se escucha a Carlos Marroquín, director de Reconstrucción del Tejido Socia y el otro negociador del Gobierno con las pandillas, confirmar la información.

En las grabaciones, que registran conversaciones con las pandillas, Marroquín cuenta de las gestiones que está haciendo ante Bukele, a quien se refiere como “Batman”, para mantener en pie los acuerdos y cumplir con un plazo de 72 horas que dieron los criminales para liberar a los líderes detenidos.

“Yo ya le tiré a Batman que hay 72 horas para dar una respuesta. Él no se lo tomó a bien, se lo tomó a mal, como que ‘a mí que no me anden amenazando’ y no sé qué, usted sabe”, dice Marroquín en uno de los siete audios obtenidos por El Faro.

El medio salvadoreño confirmó de forma independiente que durante el proceso de diálogo se identificaba al presidente como Batman. El Faro también realizó peritajes a la voz de los audios para verificar que pertenecía a Marroquín. Además, hubo verificaciones independientes de la información que contenían las grabaciones.

En grabaciones posteriores al establecimiento del régimen de excepción, instaurado por Bukele para responder a los asesinatos y hacer arrestos masivos de presuntos pandilleros, Marroquín cuenta a las pandillas que ya no hay diálogo y que fracasó su intento de convencer al mandatario.

“Ahorita el proceso se ha terminado y ahí dentro (en las cárceles) están torturando a la gente, ¿va? Están sufriendo y los están humillando”, dice el funcionario en uno de los audios.

“Los están tratando como animales y no es para eso para lo que hemos luchado pues, era para generarle condiciones a los de adentro y también a la gente de aquí de la calle que son las comunidades, la gente más pobre”, agrega.

Junto con el régimen de excepción, que fue renovado tras 30 días, Bukele ordenó aislar a los pandilleros en las cárceles, quitarles colchones y sólo darles dos pequeñas raciones de comida al día. También instauró una ley que castiga con hasta 15 años de cárcel a quienes difundan mensajes de pandillas, incluyendo los medios de comunicación. Y amplió las penas de prisión por pertenecer a estos grupos.

Según El Faro, las negociaciones ahora ya rotas tenían por fin reducir los homicidios y el apoyo electoral durante el Gobierno de Bukele a cambio de beneficios carcelarios para los pandilleros.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

close