Politics

Investigan a otro grupo de extrema derecha debido a su esfuerzo para ayudar a Trump



Nueva York.— Días después que una muchedumbre que apoyaba a Trump irrumpió en el Capitolio el 6 de enero del año pasado, oficiales federales que aplican la ley persiguieron a dos grupos extremistas de alto perfil: los nacionalistas de extrema derecha denominados Proud Boys y la milicia Oath Keepers.

Miembros de ambas organizaciones fueron arrestados rápidamente bajo cargos de provocar disturbios, acusados de organizar un complot para interferir en la certificación del conteo de votos del 2020.

Actualmente, investigadores del Congreso están examinando el papel que jugó otro grupo paramilitar de extrema derecha y que se involucró en un esfuerzo menos visible pero expansivo para mantener al presidente Donald J. Trump en el poder: Los Pretorianos de la Primera Enmienda.

Conocidos por sus siglas en inglés IAP, el grupo pasó la mayor parte del período post-electoral trabajando en las sombras con abogados, activistas, ejecutivos empresariales y veteranos del ejército que apoyaban a Trump para socavar la confianza del público en la elección e impulsar las esperanzas de Trump de permanecer en la Casa Blanca.

Por su cuenta, miembros de los Pretorianos ayudaron a canalizar información sobre el fraude electoral a los abogados que entablaron demandas para anular el conteo de votos.

Protegieron a celebridades como Michael T. Flynn, el exasesor de seguridad nacional de Trump en los mítines “Dejen de Robar”, en donde enormes grupos de personas se reunieron para exigir que Trump permaneciera en la presidencia.

También apoyaron la explosiva propuesta de persuadir al presidente a declarar una emergencia y decomisar las máquinas para votar del país para mantenerse en el poder.

Ninguno de los principales operadores de IAP ha sido arrestado en relación con el motín en el Capitolio, y no se sabe qué tanta influencia ejercieron o qué tan seriamente se están enfocando en ellos los investigadores penales.

El mes pasado, citando algunas de esas preocupaciones, el Comité Selecto de la Cámara que investiga el ataque al capitolio, emitió un citatorio a Robert Patrick Lewis, líder de IAP. El mismo día, envió una petición similar a Enrique Tarrio, presidente de Proud Boys y Stewart Rhodes, fundador de Oath Keepers.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

close