Politics

El rol del ingeniero biomédico en la Tecnología de la Salud


La combinación de la ingeniería con las ciencias de la vida (Humana y Veterinaria) da origen al Ingeniero Biomédico (IB). Este profesional en tecnología de la salud no debe ser encasillado como el encargado del servicio técnico a equipos médicos pues es el responsable de muchos proyectos en pro de la sociedad. A través del diseño y desarrollo de dispositivos de rehabilitación o instrumental, el IB contribuye a la recuperación o mejora del estado de salud de los pacientes. Entonces, el IB es necesario en cualquier centro de salud u hospital pues se encarga de dar seguimiento a la tecnología médica, así como del acondicionamiento ambiental de los espacios (infraestructura) donde se utiliza la tecnología sanitaria. Así, los IBs son multidisciplinarios: son el eje transversal entre la ingeniería y la medicina teniendo un gran impacto en la vida de las personas ya que poseen conocimientos y aptitudes en Bioinstrumentación, Biomecánica, Biomateriales, Biofísica, Ingeniería Clínica, y Telemedicina.

Con el aumento de la demanda tecnológica en salud, los IBs se han vuelto cada día vez más relevantes pues se encargan de garantizar el buen funcionamiento de equipos médicos, y asesoran a los médicos para la adquisición de equipos que cumplan con sus necesidades. En las universidades y centros de investigación forman profesionistas biomédicos, desarrollan dispositivos médicos, y son fundamentales como guías en la implementación de las normatividades de seguridad sanitarias.

Hoy en día, podemos observas que los gigantes tecnológicos están redirigiendo sus actividades hacia el área de la salud; y es que no podemos dejar de lado la difícil situación que nos ha dejado la pandemia del covid-19. Este fenómeno agudizó la importancia de la correcta y efectiva atención sanitaria para los pacientes; entonces, le mundo ha sido testigo de la gran importancia tanto de los médicos como de los ingenieros biomédicos pues estos últimos se han encargado de que todos los equipos dentro de los hospitales estén funcionando de manera óptima. Por ejemplo, la participación de los IBs fue fundamental para el mantenimiento de los respiradores, cuya demanda se incrementó drásticamente en los primeros meses de la pandemia.

La versatilidad del IB le da la oportunidad de ajustarse a las diferentes necesidades que se le presenten. Sus conocimientos le permiten generar ambientes de limpieza desinfectando los pasillos de hospitales, así como ejecutar proyectos de reconversión hospitalaria, sin dejar de lado el desarrollo e implementación de tecnologías para la detección rápida de virus y el diagnóstico de enfermedades virales. Entonces, los ingenieros biomédicos son aquellos profesionistas que siempre han sido sumamente necesarios. Sin embargo, hoy en día es más obvio el hecho de que son imprescindibles. Al final de cuentas, ellos, junto con los profesionales de la salud (médicos, enfermeras), son quienes ponen en riesgo su vida no solo en esta pandemia, también lo hacen durante toda la vida útil de los equipos médicos.

Aurelio Horacio Heredia Jiménez





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.