Politics

El cáncer en niños de NL


El cáncer infantil tiene una alta incidencia en Nuevo León.

Aunque es ineludible cuando se habla de este tema referirnos al retiro de apoyos a nivel federal para padres de niños con cáncer, no es el objetivo de este texto, porque sin duda caeríamos a hablar de política; de esa repleta de versiones, acusaciones y discursos estériles.

El panorama es adverso a nivel mundial, si tomamos en cuenta que los números son altos en cuanto a incidencia.

Al año se detectan en el mundo más de 300 mil casos nuevos de cáncer en niños y niñas, sin contar la prevalencia, es decir, se trata de casos que se agregan a la cifra ya existente.

En México los números también son altos, porque se agregan a esta dolorosa lista de niños enfermos, más de 4 mil casos al año, con una prevalencia de 20 mil, en números redondos.

En Nuevo León la incidencia anual ronda entre los 100 y 150 casos, y una prevalencia de entre 400 y 500. La leucemia es el principal de los cánceres, según datos de la Secretaría de Salud, aunque los que le siguen no son menos serios. En el top de los casos de cáncer en niños en Nuevo León están los tumores cerebrales; aquellos que atacan el sistema nervioso central. También los linfomas en los ganglios de cientos de adolescentes, justo el sector de la sociedad que también tiene una alta incidencia de sarcoma de Ewing, tumoración que ataca músculos o tejidos. También los renales son comunes.

En los años recientes se convirtió en la principal causa de muerte de niños entre los cinco y los 14 años de edad por falta de recursos y apoyo para enfrentar esta amenaza. Hoy está en manos de las autoridades estatales a través de programas de apoyo que ya se implementan.

Enfrentar este enemigo es duro además, porque hablamos de un conjunto de enfermedades distintas entre sí, pero con capacidad de invadir a otros tejidos.

No hay promedio de edad, pero si hablamos de entre cinco y 14 años la leucemia es la amenaza frecuente, y aún se evalúan factores genéticos o ambientales que pudieran ser causantes probables. Lo cierto es que su tratamiento es largo y por lo general se extiende en promedio dos años y medio.

Desafortunadamente, cerca del 60 por ciento de los menores llega en etapas avanzadas, y la probabilidad de curación se reduce, como bien se sabe, el tiempo en que se detecta es clave para el éxito del tratamiento a seguir.

El mes que entra, septiembre, se dedica a la concientización sobre el cáncer infantil, un tema del que hay que hablar, pero sobre todo actuar.

Se trata de salvar vidas.

Víctor Martínez



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

close