Politics

Delito inexistente – Grupo Milenio


El asunto de la familia política del Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, tanto de su cuñada Laura Morán, ex pareja de su hermano, como de Alejandra Cuevas, hija de esta en un matrimonio previo, parece un asunto con tintes políticos al tener que llegar a la Suprema Corte de Justicia para resolver este caso, que sin duda nos muestra las deficiencias del sistema.

Pues finalmente el ministro de la Suprema Corte encargado del proyecto de sentencia, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, publicó la tarde del martes próximo pasado sus conclusiones: conceder el amparo liso y llano a Laura Morán y a Alejandra Cuevas para dar por terminados los procesos iniciados en su contra por la muerte del hermano del fiscal Alejandro Gertz Manero y ordenar la inmediata libertad de ambas personas.

El ministro Ortiz Mena, con gran visión justiciera en su resolución, consideró que en el caso de Alejandra Cuevas no existe delito, pues no se le asignó la responsabilidad de salvaguardar la vida de Federico Gertz Manero, por el que actualmente presa, en carácter de garante accesoria de la vida de Federico Gertz, es acusada de un delito inexistente en el código penal, por lo que no se establece pena y sin pena no hay delito. Por ello debe ser puesta en libertad.

En el caso de Laura Morán, ex pareja de Alejandro Gertz Manero, el ministro consideró que se le asignó un deber de cuidado que excede el límite de lo razonable, pues no es posible esperar que una mujer en franca situación de vulnerabilidad (tenía 88 años), pudiera responsabilizarse como si tuviera capacidades especiales para evitar la muerte de su pareja sentimental.

Sobre el particular, dos asuntos; uno, ¿cómo es posible, que de un mismo caso y con las mismas leyes los magistrados o los ministros puedan tener tan disímiles conclusiones, e incluso inventar cargos?.

Y la otra es la disyuntiva de resolver con justicia o con legalidad, pues muchas veces las leyes son tan elásticas que se estiran para cualquier lado, el de la culpabilidad o el de la inocencia.

Pues ahora solo o resta esperar la decisión del pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, aunque los argumentos del ministro Ortiz Mena parecen contundentes.

Sin duda el caso pasará a los anales de la impunidad judicial, pues no hay nada en contra de los responsables del encarcelamiento injusto.

Julio C. Vega Olivares





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.