Politics

AyD engrosa su plantilla en plena sequía estatal



En plena crisis por el agua, Agua y Drenaje de Monterrey (AyD) aumentó su estructura orgánica al pasar de seis direcciones, tres coordinaciones y un laboratorio, a 11 direcciones y cinco coordinaciones.

Lo anterior, de acuerdo con la publicación del nuevo Reglamento Interior de la paraestatal en el Periódico Oficial del pasado lunes.

Incluso, este nuevo documento deja sin efectos a uno anterior, el cual contaba con seis capítulos y 27 artículos; mientras que el reglamento reformado cuenta ahora con cuatro capítulos y 31 artículos.

“Que en la sesión extraordinaria número 536 del Consejo de Administración de la Institución Pública Descentralizada denominada Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey, celebrada en fecha 21 de julio del 2022 de conformidad con lo establecido en el Artículo 5 y demás relativos a la ley que crea la institución pública descentralizada con personalidad jurídica propia y con domicilio en la ciudad de Monterrey, que se denominará Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey, dicho órgano colegiado tuvo a bien aprobar el reglamento interior de la institución pública descentralizada denominada Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey.

“A partir de la entrada en vigor de este reglamento se abroga el reglamento interior de la institución pública”, se lee en la publicación.

En el reglamento anterior, la estructura orgánica estaba conformada por una Dirección General que de ella dependían la Dirección Adjunta, Contraloría Interna, Coordinación Jurídica y Transparencia, la Coordinación de Procesos y Calidad, y el Laboratorio Central de Calidad del Agua.

Mientras tanto, las direcciones de Administración y Finanzas; de Proyectos, Operaciones y Saneamiento; Comercial; y de Tecnologías operaban a la par que la Dirección General.

Ahora, el organigrama quedó conformado de la siguiente manera: Dirección General, Dirección Adjunta, Dirección de Ingeniería, Dirección de Operaciones, Dirección de Saneamiento, Dirección de Tecnologías e Innovación, Dirección Jurídica, Dirección de Administración, Dirección de Finanzas, Dirección de Recursos Humanos y Dirección Comercial.

Al respecto, también se crearon cinco coordinaciones como la Coordinación de Calidad del Agua, Coordinación de Gestión Estratégica, Coordinación de Planeación Hídrica, Coordinación Ejecutiva, la Coordinación de Auditoría Interna.

De acuerdo con fuentes estatales, las direcciones General, Adjunta, de Operaciones, Comercial y de Ingeniería se mantienen sin cambios.

Mientras que la Dirección de Saneamiento cambió de rango al pasar de coordinación a dirección.

La Dirección de Tecnologías e Innovación solamente cambió de nombre y se le agregó el tema de innovación.

La Dirección Jurídica era anteriormente una coordinación; en tanto, la Dirección de Administración y Finanzas fue separada para cada una quedar en nivel de dirección.

Asimismo, la Dirección de Recursos Humanos también subió de rango; la Coordinación de Calidad del Agua se mantuvo en rango, pero ahora le reportará a la Dirección Adjunta.

Mientras tanto, la Coordinación de Gestión Estratégica absorbió a la Coordinación de Procesos y Calidad, y retomó el tema de Cultura del Agua.

La Coordinación de Planeación Hídrica sustituyó a la Subdirección de Proyectos de la Dirección de Ingeniería.

La Coordinación Ejecutiva es de nueva creación y dependerá del director general, y por último, la Coordinación de Auditoría Interna cambió de denominación, ya que anteriormente era la Contraloría Interna.

Sin embargo, hasta el cierre de esta edición se desconoce cuántos recursos erogará la paraestatal para cubrir el pago de salarios y prestaciones, ya que según el portal de transparencia, la última nómina publicada es del mes de mayo, dos meses antes que se publicara esta nueva estructura orgánica.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

close