Politics

Alcalde que mandó colocar la estatua de AMLO asegura que los pollitos de colores casi no duran nada


“Nomás se encariña uno con ellos y no duran”

Bagdad de los ventarrones.- El alcalde que mandó poner una estatua de AMLO en Atlacomulco aseguró que los pollitos de colores no duran nada y que por eso ya nadie los compra.

“El otro día le compré uno a mi hija y por más que le dimos ‘máiz’ se murió a los dos días”, confesó el exedil quien luego de dejar el cargo el día de 31 de diciembre ya tiene más tiempo libre para su familia.

El otrora presidente municipal habría ordenado al final de su mandato la construcción de una efigie del presidente López Obrador, misma que por el mal clima y las rachas de vientos sostenidos de fin de año, se cayó y rompió, y es fecha que nadie sabe dónde quedó la cabeza.

Ni que los pollitos fueran estatuas

El monumento fue colocado el 29 de diciembre y para el primer día del año, ya solo quedaba la palestra donde se había colocado, misma que ahora servirá para poner otro monumento; incluso algunos sugieren que Tlali podría terminar en ese sitio.

“Por eso no tenemos un país bonito, porque las cosas no duran”, reflexionó el sujeto luego de echar los pollitos a una bolsa de basura.

De igual manera, el político ya le dijo a sus hijos que no les volverá a comprar ese tipo de pollitos porque luego nomás se encariñan y no les dura el gusto.

Y por si se te pasó: cacharon a una mujer que hacía trampa en la loterá de las kermesses y sí que era ingeniosa.

Importante: Recuerda que El Deforma es un sitio de entretenimiento, humor y sátira. El contenido en nuestras notas NO debe de ser tomado como una fuente real de información aún cuando algunos elementos de la nota sean parte de la realidad. La única sección en donde el contenido de las notas es 100% real es en “Increíble pero Cierto.





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

close